El paganismo es una forma de vida espiritual que tiene sus raíces en las antiguas religiones naturales del mundo. Tiene como base principal las antiguas religiones europeas pero muchos practicantes encuentran un gran valor en las creencias indígenas de otros pueblos. Tal creencia en lo sagrado de todas las cosas es encontrada a través del mundo entero.

Los paganos ven como su herencia el retener estas creencias y valores de sus ancestros en formas que se adapten a nuestra vida moderna. Celebramos la santidad de la naturaleza, reverenciamos a la Divinidad en todas las cosas; vasto e incomprensible espíritu que se encuentra en todo el universo, visible e invisible.

El pagano rinde honor a la divinidad en todos sus aspectos; femeninos y masculinos, como partes de un todo. Cada hombre y cada mujer; es para el pagano, un ser único y bello. Los niños son respetados y amados y existe un gran sentido comunitario. Los bosques y los espacios abiertos naturales, hogar de los animales salvajes y las aves son celebrados.

El pagano hace hincapié en la experiencia espiritual personal y muchas veces encuentra esta experiencia a través de su comunión con el mundo natural. Buscamos unión con la Divinidad armonizándonos con los cambios en la naturaleza y explorando nuestro yo interior; vemos al uno reflejado en el otro. Creemos que debemos conocer la Divinidad cara a cara sin intermediarios. Aunque algunos caminos espirituales tienen lideres y maestros estos son facilitadores que usan su sabiduría y experiencia para ayudar a guiar a otros hacia descubrir su propio sentido e interpretación de la Divinidad.

Nuestros ritos nos ayudan a armonizarnos con los ciclos naturales y por esto se celebran a menudo durante los cambios de estación, las fases de la luna y el sol y en tiempos de cambio en nuestras vidas.

Hay una gran variedad de caminos y tradiciones dentro del amplio espectro del paganismo. Esto refleja la gran variedad de nuestras experiencias espirituales, por que creemos que todo ser humano es único, así también la espiritualidad de cada uno es única. Algunos Paganos creen en múltiples deidades; Diosas y Dioses, con nombres familiares plasmados en las páginas de la mitología y el folclor de diferentes pueblos. Otros adoran a una única fuerza Divina sin género en especifico y otros se hacen devotos de la unión cósmica, la pareja del Dios y Diosa o Señor y Señora.

Celebramos nuestra diversidad por que creemos que cada persona debe encontrar su propia espiritualidad de acuerdo con los dictámenes de esa callada voz en el interior de su alma. Por esta razón respetamos todas las religiones sinceras y no proselitisamos o buscamos convertidos. De otras religiones y de la sociedad en general solo pedimos tolerancia.

En estos días de preocupación por el medio ambiente y conciencia-ecológica, los Paganos están a menudo al frente de esta conciencia. Paganos de todos los caminos espirituales, respetan los derechos de toda alma viviente, sea esta humana, animal o vegetal. Siempre tenemos en mente las causas y efectos de nuestras acciones sobre las criaturas de la tierra.

Promovemos el pensamiento libre, la imaginación creativa y el ingenio humano, creemos que estos son aspectos fundamentales de la vida y de como vivirla en armonía con los ciclos naturales. Nos regocijamos en el que tantos otros compartan nuestras creencias personales. Estas creencias son la herencia de nuestros distantes y comunes ancestros; así como de igual relevancia para nuestros descendientes.