El Llamado de la Esfinge

Tocad la puerta del templo de la sabiduría, donde los antiguos dioses hablan a través de las voces de los ancestros, escuchad la voz del silencio y usad vuestro intelecto vivificado con el fuego de la triple llama que arde en el altar de vuestro corazón.

Para algunas personas la triple diosa es sólo eso, tal como para algunos religiosos poco ilustrados en su cábala, el padre, el hijo y el espíritu santo son tres personas o tres dioses que son uno a la vez; este concepto tan “simple” e idolatrar entender esta trimurti no nos lleva a nada, en el proceso en el que la humanidad se encuentra la verdadera comprensión del principio divino de triunidad se lleva a cabo mediante el estudio análogo de las fuerzas de la naturaleza, jamás debemos caer en el dogmatismo del cual salimos alguna vez los que no nacemos en la senda wicca, conformándonos con el pensar de que nuestro Dioses se manifiestan algunas veces como deidades de la tierra, del cielo o del mar, ¿que nos dice eso? Mediante el principio fundamental o  base al cual llegamos a través de la meditación analógica comprendemos a los dioses como solares, lunares, y celestiales. ¿Y esto que es? Si bien desde un punto de visto exotérico podrían añadir los amantes del movimiento ovni que se trata de criaturas venidas de otras galaxias u otros planetas, o bien se podría decir que esos dioses representan la trimurti que conforma el humano (cuerpo, alma, espíritu), sin embargo el asunto no es tan simple y los dioses nos exhortan a profundizar en sus sagrados misterios.

La poesía al igual que la matemática usa el método de analogía comparando los ciclos microcósmicos o celestiales con los microcósmicos o terrestres. Con respecto a esto nos habla Mario Roso de Luna en El libro de los Jinas “La poesía y la matemática son hermanas gemelas, porque la una como la otra idealizan, embellecen  y elevan analógicamente  a cuantas realidades concretas integran nuestro vivir”.

Con esta clara explicación el wiccano aprende a aplicar este gran espíritu de la ciencia universal, el cual ha velado desde siempre los arcanos de la antigua religión, leyendo entre líneas los escritos poéticos de personajes tales como Doreen Valiente, Gerald Garnerd, Alex Sander entre otros personajes los cuales se han caracterizado por penetrar el templo y expresar sus verdades por medio de la poesía y descorrer una punta del velo de Isis, sin embargo a nosotros nos toca otra parte, no seamos como mansos corderos que esperan a ser arreados pensando o queriendo que todo se nos dé en bandeja de planta, ya que el sendero solo se recorre por uno mismo, y los arcanos serán develados individualmente a cada mente, acorde a su espíritu de lucha o como dicta la hermosa tradición celta, poniendo los nueve maderos a que ardan bajo el caldero; un hermoso símbolo wiccano que alude a la búsqueda de la inspiración otorgada por Kerridwen mediante las 9 musas.